Menu

Coches vintage. Un negocio para privilegiados

En la edición de Rétromobile 2017, la casa de subastas francesa Artcurial Automobiles vendió coches clásicos por valor de 34 millones de dólares. 

Según Matthieu Lamoure, gerente de la empresa, los vehículos que más se cotizaron en las subastas de 2016 y 2017 , fueron los fabricados en la década de los 50 y los 60. Ocho de los diez modelos mejor pagados fueron de esas décadas.

El que alcanzó mayor precio fue un Aston Martin DBR1 de 1956, por el que se pagaron 22,55 millones de dólares.

El segundo más cotizado fue un McLaren F1 de 1995, que alcanzó los 15,62 millones de dólares.

1995_McLaren_F1

¿Quién puede permitirse este lujo?

Lamoure nos lo explica:

“Generalizando, es un cliente que ha hecho fortuna en compañías tecnológicas o que es heredero de grandes fortunas. Y no sólo de Estados Unidos, también de Oriente Próximo y China.”

Rob Johnson, gerente de CSF, añade:

“Tiene entre 40 y 50 años de edad y no sabe ni le interesa nada la mecánica.”

 

Caprichos caros. La culpa es del cine

Según los expertos estos “jóvenes” ricos coleccionistas de coches antiguos tienen como referente aquellos vehículos que conducían sus héroes de televisión, como el Ferrari 308 GTS que conducía el actor Tom Selleck en Magnum, el Ferrari Testarossa que catapultó a Don Johnson a la fama en Corrupción en Miami (Miami Vice), el Maserati Merak que aparece en El precio del poder(Scarface) o el Lamborghini Countach negro del filme Los locos del Cannonball

separador 1bis
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario