Menu

6 CAFÉS VINTAGE EN MADRID

separador 1bis

Espíritu Santo, 9 – Malasaña – 28004 Madrid 

  • Este local no sólo sirve unos mojitos y cokteles preparados con mucha profesionalidad, sino que además tiene unos excelentes tés y roibbos. Esta tarde hemos podido degustar uno de ellos y muy buenos. El servicio muy atento y agradable.

  • Es un sitio muy original, nos encantó la decoración. La comida buenísima y algo diferente. Tardaron un poco en atendernos y traer las cosas pero la espera valió la pena. Muy recomendable.

  • Está decorado como el salón de la abuela, estilo “Cuéntame”, desde los cafés, a los zumos, pasando por sus combinados, está todo muy rico y merece la pena dejarse caer y dejar pasar el tiempo.

Travesía del Conde Duque, 5 28015 Madrid

  • Muy buen brunch en Madrid, comida suficiente y variada, embutidos, bizcochos, zumos y para acabar con una tortilla muy rica. Sitio “cuqui” y el trato ameno y agradable. Para repetir.

  • Fuimos 4 amigas el domingo al brunch y es un sitio muy acogedor en el q puedes conversar cómodamente. 
    La comida muy bien aunque en el turno de las 14:30, que es al que fuimos, pondría el dulce al final.
    Trato muy bueno y amable.
    Nos gustó mucho.

  • Muy buen brunch, empezando por fruta, zumo, café y bizcochos. Luego algo salado, todo ello, en un lugar con encanto y con muy buen trato.

Guzmán el Bueno, 106 28003 Madrid

  • Un rincón acogedor con música relajante de fondo, cargado de olores florales y sabores frutales. 
    Se puede visitar la planta de arriba y la de abajo, donde están expuestos a la venta varios objetos de decoración y plantas.
    El té del país de las maravillas. We are all mad here!

  • El café rico y la tarta de cerveza espectacular. No sabiamos que habia que reservar pero por suerte falló una mesa , cierran a las 20 h.

  • No buscaba un cafetería, pero al pasar en la puerta me quedé tan encantada con la decoración y el hecho de ser juntos, una cafetería/floristería que tuve que entrar. 
    Cada rincón con más encanto que el otro. Probé un café especial y salí encantada del local, tanto por la decoración, como por la amabilidad…

C./ San Pedro, 9 28014 Madrid

  • Lugar de obligada visita si pasas por Madrid. Es una pastelería pequeñita donde tienen los mejores pasteles y dulces que he probado nunca. Todo se hace a mano y de la forma tradicional francesa, deliciosos. Los precios son muy económicos y los dueños son un amor. Si quieres probar sus croissant caseros tienes que ir temprano, hacen poquitos y se venden en las primeras horas de apertura.

  • Conseguí desayunar una mañana en este sitio ya que el día anterior al ser tan pequeñito el local estaba lleno y me fui y me gustó mucho. Tanto el café como la bollería estaba muy buena y reciente. El señor que atendía muy agradable. Repetiría si volviera a pasar por allí.

  • Estamos de visita en Madrid y nos recomiendan este local para desayunar, ha sido un acierto 100%. Buenísimo repostería fresca, deliciosa.

C./ Almadén 15 28014 Madrid

  • Buscamos un lugar donde desayunar y encontramos este pequeño local con encanto. Gran surtido de bizcochos, tostadas y bollerías; buen café y exquisita atención. Local muy recomendable.

  • Descubrimos hace un par de meses este lugar emblemático y no hemos dudado en repetir. La simpatía y trato te ganan des del primer momento. Es un rincón lleno de detalles. Desayuno buenísimo, con muchas opciones.

  • Encontramos este café por casualidad buscando un lugar para desayunar y no pudimos tener mejor suerte. El servicio excelente y muy amable, un lugar acogedor, con una decoración muy original. Y lo más importante la comida exquisita y a muy buen precio. Nos gustó tanto que repetimos al día siguiente. En la próxima visita a Madrid no tenemos duda de dónde iremos a desayunar. Todo un acierto.

Calle Huertas 68 28014 Madrid

  • Se ha convertido en una rutina.Cada vez que viajamos a Madrid comemos o cenamos un dìa aquí. La última vez había cambiado, no nos gustó tanto como de costumbre y asì lo contamos. Esta noche hemos vuelto a cenar y nos sentimos obligados a decir que ha vuelto a ser un “trocito de Bretaña en Madrid”. Crêpes deliciosas con unos trabajadores amables y simpáticos. Merece la pena ir.

  • No podíamos dejar pasar la oportunidad de visitar este lugar, los crêpes deliciosos la atención excelente con una cocinera y una camarera muy atenta a nuestro pedido y su atención. Buena ubicación. Volveremos.

  • Lugar ideal para disfrutar de las verdaderas crêpes francesas con sidra y en un local acogedor con un estilo vintage. Nos encanta y volvemos cada vez que podemos. Gracias, Franck por tu amabilidad y lo rico que están las crepes.
separador 1bis
Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario